El precio que la edad le hace pagar al cuerpo llega incluso hasta el nivel celular. Sin embargo, el daño atribuible a las células en los músculos viejos es especialmente grave, pues no se regeneran fácilmente y se debilitan conforme sus mitocondrias, que producen energía, se reducen y se hacen menos vigorosas.
  • Centro de informaci�n de medicamentos
  • Agencia espa�ola de medicamentos
  • Colegio Oficia de Farmac�uticos de Santa Cruz de Tenerife
  • Servicio Canario de Salud
  • Cofarte